Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. En una forma de homenaje a su padre que murió, una niña escala el Monte Kilimanjaro en África, convirtiéndose en la más joven haciendo esto. La pequeña, Montannah Kenney subió a la cima con su mamá, Hollie Kenney, de 45 años, en marzo.

El padre de Montannah murió en 2013, justo una semana después del tercer cumpleaños de su hija. “Cuanto más alto voy, más cerca estoy de él en el cielo”, le dijo Montannah al estadounidense Austin Stateman, antes de su aventura.

La idea de emprender esta hazaña surgió cuando Montannah escuchó a su mamá, que era una triatleta profesional, hablar con sus amigos sobre si alguna vez intentarían caminar en Kilimanjaro. “Ella me dijo: ‘Mami, yo también quiero hacerlo’”, le dijo Hollie a ABC News. “No descarté lo que dijo, pero sabía que no sabía la magnitud, así que comenzamos a investigarlo y a mirar vídeos”.