Javier Collado

Dobuss

María Morales. Quica, una perra de raza chihuahua, ha sorprendido a todo el mundo con su actitud al conocer al bebé de sus dueños. Y es que, cuando el dueño acerca a su recién nacido a la mascota, esta no puede contener su emoción y expresarlo de una forma muy peculiar.

Pero, la tierna reacción de Quica al conocer a Nicholas no pilló a sus dueños por sorpresa. Según explican los padres del bebé, la perra fue durante todo el embarazo muy protectora con su dueña e incluso no dejaba que nadie tocase su barriga.