Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. España se ha puesto a la cabeza en la exportación de vino, por delante de Francia e Italia, que lideraba el ranking hace un año. Cantidad más que calidad es la estrategia general del sector vinícola español.

En 2017, las bodegas españolas lideraron el mercado mundial del vino con unas ventas de 22,8 millones de hectolitros por 2.850 millones de euros, según los datos manejados por el Observatorio Español de los Mercados del Vino. Entre septiembre de 2013 y septiembre de 2014, España exportó 2.168 millones de litros de vino, casi un 20% más que en el periodo anterior, según datos de la Agencia Tributaria analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV).

El reto principal es reducir la venta de gráneles baratos, algo que se produce por la situación excedentaria del mercado y la falta de estructuras productivas. Aunque en los últimos años han ido reduciendo progresivamente el peso de los gráneles baratos, en 2017 supusieron ventas de 12,6 millones de hectolitros a solo 0,47 euros litro de media, frente a los 10,2 millones de hectolitros de vinos envasados.