Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Luiz Gustavo es un niño brasileño necesitaba un audífono para poder oír porque el que usaba hasta entonces se había roto. El pequeño tiene 8 años y vive en Bueno Brandão, al sudeste de Brasil. Su audífono se había averiado a principios del mes pasado y su familia no podía pagar los más de 1.800 euros que costaba la reparación.

El niño pasaba todo el tiempo llorando, echando de menos la música y la voz de sus padres, sin poder comunicarse con sus seres queridos.Pero la solidaridad de sus vecinos es lo que hizo posible que Luiz volviera a oír. Las personas  de su pueblo, de apenas 11.000 habitantes, organizaron entre todos una colecta.

Los vecinos decidieron sortear un buey valorado en 250 euros. Y vendieron los cupones a 2.50 euros. La idea fue todo un éxito y se consiguió reunir la cantidad necesaria para arreglar el audífono. Juliano, el papá del niño, decidió grabar el vídeo en el momento que su hijo recupera la audición. De esta manera, el hombre le agradeció a todos los que los habían ayudado.

https://youtu.be/E2D7CBnWn3U