Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Un estudio internacional liderado por el Hospital del Mar de Barcelona ha descubierto que inhibiendo una proteína, la Galectina-1 (Gal-1), en ratones con cáncer de páncreas los animales viven más tiempo, los tumores progresan más lentamente, son menos agresivos y hacen menos metástasis.

La investigación, que publica la revista PNAS, ha constatado que inhibir esta proteína puede convertirse en el primer tratamiento efectivo para frenar la progresión del tipo más común de cáncer de páncreas, el adenocarcinoma ductal pancreático (conocido como PDA), para el que, en estos momentos, no hay ningún tipo de tratamiento curativo.

El estudio lo ha liderado la doctora Pilar Navarro, investigadora del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) y del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IIBB-CSIC), y por Gabriel Rabinovich, del Laboratorio de Inmunopatología del Instituto de Biología y Medicina Experimental de Buenos Aires (Argentina). Navarro ha destacado que el trabajo «abre vías traslacionales muy interesantes e indica que hay que avanzar en el posible uso clínico de esta nueva diana molecular».

La coordinadora del estudio ha resaltado que han hecho lainvestigación con un modelo transgénico de ratón desarrollado en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO)) «que presenta la mutación más frecuente que se encuentra en los tumores de páncreas, lo que nos ha permitido recapitular de forma precisa la progresión tumoral que se observa en humanos».

Pese a la importancia del descubrimiento, Pilar Navarro ha advertido que se trata de un estudio preclínico con modelos animales y se tendrán que hacer nuevos estudios que validen la inhibición de Gal-1 como alternativa terapéutica en humanos. También permitiría abrir una nueva vía para conseguir que la inmunoterapia, que hasta ahora no ha tenido éxito en este tipo de tumor, sea efectiva, utilizando inhibidores de Gal-1 solos o combinándolos con los actuales fármacos.

En el año 2016, en España se detectaron 3.513 casos de cáncer de páncreas en hombres y 3.401 en mujeres, con una supervivencia de sólo el 8% al cabo de 5 años, y se calcula que en el año 2030 podría ser la segunda causa de muerte por cáncer en los países desarrollados.