Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Peter Robson se encontraba en el hospital a causa de una enfermedad en fase terminal y no quería morir sin compartir un último rato con Shep, su perro. Robson tuvo la oportunidad de ver hecho realidad su último deseo antes de morir, y pudo despedirse de su gran amigo y compañero de la vida en el hospital.

Según contaron las nietas de Robson las enfermeras de un hospital en Dundee, Escocia, concedieron el último deseo de su abuelo y permitieron que el perro ingresara al centro médico. La historia se volvió viral cuando una de sus nietas agradeció por medio de redes sociales al hospital el haber permitido que su abuelo “se fuera con la sonrisa de oreja a oreja” y compartió imágenes del encuentro.

Peter Robson adoptó a Shep cuando era un cachorro hace ocho años y fue su gran compañero durante ese tiempo tras la muerte de su esposa. Robson falleció poco después del encuentro con su amigo.

Su nieta, Ashley Stevens, rindió homenaje a Cheryl White, enfermera del NHS Tayside, quien permitió la visita. En un emotivo post, le agradeció la visita: “Solo quiero tomarme un minuto para agradecerles a todos, en todo el mundo, que se han tomado el tiempo de mirar y compartir nuestro último recuerdo con nuestro abuelo y su mejor amigo. Mi abuelo estaría feliz de que las enfermeras que se preocuparon por él antes de que él falleciera obtuvieran el reconocimiento que merecen. Mi abuelo estará sonriendo de oreja a oreja. ”

https://www.facebook.com/ashley.stevens.995/videos/10156367805036392/

https://www.facebook.com/ashley.stevens.995/videos/10156367805566392/