Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Madden es un niño de 7 años de Oklahoma que padece heterocromí por lo que tiene cada ojo de distinto color. Además nació con el labio leporino y el paladar hendido. Ha pasado ya por seis operaciones además de sufrir bullying. Algunos chicos en el colegio decían cosas horribles sobre su aspecto.

Por eso cuando su madre supo de la existencia de Moon supo que tenía que adoptarlo. “Un amigo puso una foto del gato en un grupo de whatsapp y supe que teníamos que adoptarlo”, explico Christina Humphreys a Love What Matters.

Fueron a recogerlo al refugio de Minessota en el que se encontraba y hora el gato y el pequeño son inseparables. Moon ha ayudado a Madden a ganar autoestima y le ha enseñado a quererse con todas sus preciosas rarezas.