Kika, el perro guía que graba su día a día | Twitter

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Un hombre ciego ha querido demostrar lo crueles que pueden ser muchas personas y lo duro que trabaja Kika, su perro guía. Todo comenzó cuando Amit Patel, de 38 años, perdió la vista hace seis años a causa del queratocono, una afección ocular progresiva por la que la córnea comienza a abultarse adoptando una forma de cono y que provoca una distorsión en la visión.

Fue entonces cuando comenzó a darse cuenta lo dura que puede ser la vida para las personas con limitaciones, pues en múltiples ocasiones se ha sentido discriminado por la actitud del resto de viajeros en transportes públicos.

Hace unas semanas, Amit tuvo que mantener el equilibro contra la puerta de un tren, pese a que hay una zona designada para discapacitados, mientras Kika se resbalaba con el suelo mojado. Tras el incidente, el exmédico escribió: «La gente puede ser tan egoísta que hacen que no pueden ver ni oír cuando les pregunto si hay un asiento disponible».

Por ello, decidió colocar una cámara en el arnés de su perro guía para mostrar lo duro que tiene que trabajar para ayudarle durante su día a día. Las imágenes muestran a decenas de viajeros en la estación de metro de Waterloo pasando por delante de Kika, empujándola e ignorando a Amit y su perra mientras intentaban subir una escalera mecánica. Ninguna de las personas que pasa delante de ellos se detiene para ofrecerles ayuda y pasan a su lado haciendo como si no existieran.

Tras grabar las imágenes, Amit escribió en la cuenta de Twitter de Kika lo siguiente: «Si alguna vez te has preguntado por qué papá se preocupa tanto por mi bienestar cuando estoy fuera, tal vez este vídeo te dé una idea de cuánto me tengo que concentrar para andar en un lugar tan transitado«.