Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Investigadores de la Universitat Politècnica de València (UPV) han diseñado, a escala de laboratorio, un sistema de sensores de fibra óptica que, integrados en un colchón, permiten monitorizar de forma no invasiva movimientos y respiración y podría aplicarse para detectar la apnea del sueño.

Este trabajo, desarrollado por investigadores pertenecientes al Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones Multimedia, se enmarca dentro del proyecto europeo FINESSE y ha sido publicado en la revista Sensors.

Según los resultados de las primeras pruebas llevadas a cabo en el laboratorio, estos sensores podrían aplicarse en un futuro para la detección de la apnea del sueño y, en general, para la monitorización cardiopulmonar.

La apnea del sueño, que en España afecta a entre cinco y siete millones de personas, puede conllevar disfunciones en el organismo, es un factor de riesgo cardiometabólico tanto para niños como para adultos, y puede generar colesterol, infiltración de sustancias lipídicas en las paredes de las arterias o disfunción hepática, según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).