Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales.  El personal de Cruz Roja tuvo que atender a solo 12 personas en el Domingo de Ramos de Córdoba, la cifra más baja de los últimos 4 años. Por sexos, la balanza se inclina hacia las mujeres (8 frente a 4 asistencias a hombres), mientras que por edades nueve se realizaron a mayores de 18 años y solo tres a menores.

La cancelación de la procesión de la mañana y las temperaturas suaves de la tarde permitieron que el voluntariado de la entidad disfrutara de una primera jornada de Semana Santa muy tranquila, similar a la de 2016, cuando se registraron 16 asistencias, pero mucho menos movida que las de 2015 y 2017, con 44 y 46 atenciones respectivamente.

Además, las incidencias fueron en su mayoría de escasa gravedad, motivadas por dolores osteoarticulares y heridas leves, salvo el caso de una persona que sufrió una crisis de convulsiones y que fue trasladad en el vehículo eléctrico de rescate que este año ha cedido la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba a Cruz Roja.

Alrededor de 90 personas, cuatro ambulancias, un vehículo de intervención rápida medicalizado, el citado vehículo eléctrico de rescate, tres carpas asistenciales, un centro móvil de coordinación y cuatro equipos de socorristas con material de primeros auxilios y desfibrilador semiautomático –uno de esos equipos en bicicletas- conforman el dispositivo preventivo especial preparado por Cruz Roja con motivo de la Semana Santa de Córdoba. Teniendo en cuenta la disposición de la Carrera Oficial, el despliegue de la institución humanitaria se concentra por segundo año en el entorno de la Mezquita-Catedral.

Así, las tres carpas se sitúan en el Patio de los Naranjos, en el patio del Obispado y en la Plaza Abades, donde también hay colocado un vehículo de intervención rápida medicalizado. Las cuatro ambulancias, por su parte, están ubicadas en Amador de los Ríos (esta de soporte vital avanzado –UVI móvil-), en la Puerta del Puente, en la calle Judería y en la plaza Agrupación de Cofradías (estas tres de soporte vital básico).

Por último, el centro de coordinación se localiza en el Centro de Recepción de Visitantes de la Mezquita-Catedral; y el dispositivo se completa con tres parejas de socorristas a pie que se reparten entre la calle Torrijos y Corregidor Luis de la Cerda, y otra pareja de socorristas en bici junto al Puente Romano.

En total, 36 personas voluntarias (algunas provenientes de distintos puntos de la provincia, como Villanueva de Córdoba, y también de Jaén) participan en cada turno de este operativo especial, algunos de ellos equipados con desfibriladores por si la situación lo requiriera.

Con este despliegue de recursos humanos y materiales, Cruz Roja y la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba tratan de garantizar que haya en todo momento medios suficientes para cubrir cualquier emergencia sanitaria que se pueda producir durante el transcurso de la Semana de Pasión.