Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Córdoba Ecuestre, asociación sin ánimo de lucro, ve con preocupación cómo el Ayuntamiento de Córdoba puede arrebatarles el control de la prestigiosa institución que llevan restaurando más de 15 años. Como han explicado en una nota de prensa: «Córdoba Ecuestre es una organización de carácter asociativo, sin ánimo de lucro, que nació el 30 de diciembre de 1996 con el empeño de promocionar y difundir el mundo del caballo en Córdoba».

«El eje estratégico de Córdoba Ecuestre es reforzar y desarrollar, tanto a nivel nacional como internacional la posición de Córdoba como Centro Ecuestre de primer nivel, promoviendo la cultura, el deporte o el turismo convirtiéndose, a su vez en uno de los mejores embajadores internacionales de la Ciudad de Córdoba», han explicado.

Córdoba Ecuestre trasladó la mayor parte de su actividad a las Caballerizas Reales de Córdoba en Noviembre del año 2010, cuando el edificio se encontraba huérfano de contenido y en un estado de abandono. Desde ese momento, la asociación ha trabajado en la línea de poner en valor el Histórico Edificio y en el desarrolla de manera exitosa el Espectáculo Ecuestre «Pasión y Duende del Caballo Andaluz».

Como han explicado, «las Caballerizas Reales de Córdoba deben de revertir a la Ciudad de Córdoba dado los enormes beneficios que aportará a nuestra ciudad. Córdoba Ecuestre, es la entidad que, por méritos propios y por el aval que supone su trayectoria y el esfuerzo realizado en el adecentamiento y puesta en valor de las CRC, debe  de continuar su actividad, en el Histórico Edificio, en le marco jurídico adecuado».

La asociación cordobesa asegura que «esta estabilidad logrará fortalecer la actividad desarrollada y permitirá ejecutar, en su totalidad, el proyecto del Centro Internacional del Caballo por los sobresalientes réditos que en materia cultural, deportiva, turística, economía, empleo y proyección internacional de nuestra ciudad puede aportar a Córdoba».