Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. El expresidente independentista catalán Carles Puigdemont permanecerá detenido en Alemania, hasta que se decida sobre una extradición a España, que lo busca por el delito de rebelión, ha informado este lunes el Tribunal Regional de Kiel

Puigdemont «permanecerá detenido hasta que sea adoptada alguna decisión relativa al proceso de extradición», ha indicado el Tribunal.

La detención mientras se analiza el pedido de extradición es inapelable.

El lunes Puigdemont compareció ante el tribunal de Neumünster, para una audiencia con el propósito de verificar la identidad y resolver sobre si debía permanecer en prisión mientras se analiza la petición española.

Ahora el proceso pasa al tribunal regional de Kiel, que deberá decidir sobre el fondo del asunto.

La justicia española había imputado el viernes por «rebelión» a Puigdemont y otros 12 independentistas catalanes y emitió seis órdenes de detención europeas.

El abogado de Puigdemont en España, Jaume Alonso Cuevillas, había comentado este lunes que la situación era delicada.

«Soy prudente y pienso que existen muchos elementos para ser optimista, pero tenemos que ser prudentes porque nos enfrentamos a una situación muy delicada», afirmó Cuevillas. «Es muy posible que no le dejen salir de Alemania», pronosticó.

Habrá que esperar hasta 60 días para que la justicia alemana zanje sobre el futuro de Puigdemont.

El gobierno alemán subrayó que se trataba de un procedimiento normal en la Unión Europea.

«Está en manos de tribunales competentes», dijo el portavoz de Angela Merkel, Steffen Seibert.

La justicia debe decidir si las infracciones por las que Puigdemont está imputado en España existen en el derecho alemán.

El político catalán está imputado de «rebelión», crimen que se castiga con hasta 30 años de cárcel en España, y desvío de fondos públicos.

La justicia española acusa a Puigdemont de haber organizado el referéndum de autodeterminación del 1 de octubre a pesar de su prohibición y del «grave riesgo de incidentes violentos». Las imágenes de las duras cargas policiales de aquel día dieron la vuelta al mundo.

El intento de crear una república separada de España terminó con la pérdida temporal de la autonomía en Cataluña, controlada directamente por el gobierno español a raíz de aquella declaración unilateral de independencia.