Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

A.S. La policía alemana ha detenido trasladado al ex-presidente Carles Puigdemont a la cárcel alemana de Neumuenster, en el estado de Schleswig-Holstein, tras ser detenido este domingo cuando acababa de cruzar en coche la frontera desde Dinamarca, en aplicación de  la euroorden dictada por la Justicia Española

El Código Penal de Alemania, país con el que España tiene una colaboración judicial más activa y coordinada, plantea penas que van desde los diez años de prisión a la cadena perpetua para un delito muy similar al de rebelión, que es el que se le imputa en España a Puigdemont.

En concreto contempla estas penas » para cualquiera que emprenda «por la fuerza o por la amenaza de la fuerza (..) socavar la existencia continuada de la República Federal» o «modificar el orden constitucional basado basado en la Ley Fundamental de la República Federal de Alemania».

Alemania detuvo en 2015 a 1.635 personas en cumplimiento de órdenes de detención y entrega europeas. El resultado fue la entrega efectiva de 1.283 detenidos, en un plazo de entre 15 días (si el reo consiente la extradición) y 47 días (las recurridas) de media.

En caso de que Alemania procese  la euroorden, como todo parece indicar, la extradición se realizaría en un plazo de 10 días; si Puigdemont se opone, se abre un procedimiento en el que un juez alemán deberá escuchar al expresidente y tomar una decisión en un máximo de 60 días, prorrogables a 90 días.