Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. La industria de bebidas refrescantes se ha comprometido con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) en el ‘Plan de Colaboración para la Mejora de la Composición de los Alimentos y Bebidas y otras medidas 2017-2020’ a reducir, en los próximos tres años, el 10% del contenido de sal, azúcar y grasas en más de 3.500 productos de la ‘cesta de la compra’.

En el 2016 ya consiguieron reducir un 28% de las calorías de los refrescos hasta 2016. De esta forma, las nuevas tendencias muestran que en hostelería y restauración los porcentajes de ventas de productos sin calorías es más alto que en gran consumo, que es el que más ha acusado la apuesta por los productos ‘light’ por parte de los consumidores.

Ahora la empresas reducirán, en los próximos tres años, el 10% del contenido de sal, azúcar y grasas en más de 3.500 productos de la ‘cesta de la compra’. Entre estos productos destacan refrescos y zumos, principalmente.