Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. El Seprona ha intervenido más de 600 reptiles procedentes de cuatro continentes e investiga a 17 personas por pertenecer presuntamente a una red organizada en la que habrían perpetrado delitos contra la fauna, contrabando, pertenencia a organización criminal, falsedad documental y maltrato animal.

El portavoz del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil y jefe de la Unidad Central Operativa Ambiental (UCOMA), capitán José Manuel Vivas, ha explicado a Europa Press que la operación Jungla V, que se ha realizado bajo la coordinación de la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo, comenzó a desarrollarse hace más de un año y ha permitido desmantelar una «compleja» red de comercio ilegal de especies protegidas y singulares de reptiles de países de América, Asia, África y Oceanía.

Según ha añadido, los nueve detenidos y ocho investigados son de Castellón, Madrid y Toledo, aunque también se ha detenido a otras personas que participaban como «busca clientes» en Granada y Barcelona en siete registros y dos inspecciones a domicilios y almacenes.

«Es la primera operación de este calado en España en cuanto a reptiles. Afecta a numerosos países y tenían una red perfectamente organizada y jerarquizada con redes en todos los países donde operaba que incluye hasta a veterinarios que falsificaban certificados», ha precisado.