Una camarera de 18 años, ciudadana ejemplar al ayudar a un anciano con su comida

La joven no dudó en desatender momentáneamente su trabajo y asistir al cliente, a quien le fallaban las manos.

Facebook Laura Wolf.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Evoni Williams, trabajadora en una cafetería de Texas (Estados Unidos), ha sido condecorada en su ciudad tras ayudar a un hombre que no podía cortar su filete. La joven no dudó en desatender momentáneamente su trabajo y asistir al cliente, a quien le fallaban las manos.

Entre noticias negativas que se vuelven virales siempre se filtran actos bondadosos, como ha podido comprobar Evoni Williams. Esta camarera de 18 años, residente en Texas (Estados Unidos), no dudó en ayudar a anciano que necesitaba ayuda.

Williams se encontraba detrás de la barra del restaurante donde trabaja, entretenida entre platos y pedidos, cuando vio que el cliente tenía dificultades para cortar su comida. “Sin dudarlo, ella tomó su plato y comenzó a cortar su jamón”, según mostró otra clienta, Laura Wolf, a través de su Facebook.
El hombre, que respiraba con la ayuda de una botella de oxígeno, le explicó a la joven que sus manos no funcionaban demasiado bien. “Esto puede parecer pequeño, pero para él, estoy segura de que fue enorme”, escribió Wolf. Ante “un mundo tan negativo”, la chica que fotografió este tierno acto se mostró “agradecida de haber visto este acto de bondad y cuidado”.
La publicación de Facebook ya tiene más de 50.000 ‘me gusta’ y ha sido compartida por más de 40.000 usuarios. Williams se graduó en el Texas City High School antes de comenzar a trabajar en la cafetería. Williams declaró a Chron que desconocía que una clienta le tomara una foto, por lo que “lo haría por cualquiera”.
Colleen Merritt, portavoz de la ciudad de La Marque, donde está ubicado el restaurante, está orgullosa de tener una ciudadana ejemplar y ha comunicado que le hará un homenaje: “La ciudad de La Marque se enorgullece de tener a esta joven pensativa trabajando en nuestra ciudad y nos gustaría reconocerla y honrarla”. Por su parte, el alcalde de la ciudad, Bobby Hocking, ha declarado que “desea alentar sus sueños de asistir a la universidad”.