Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. La Sociedad Internacional de Virus del Papiloma (IPVS) ha señalado por primera vez que el cáncer cervicouterino podría eliminarse como un problema de salud pública en el corto plazo.

Una nueva investigación muestra una disminución dramática en las tasas de prevalencia del virus del papiloma humano (VPH), cuya infección es responsable de alrededor del 99,9 por ciento de los casos de cáncer de cuello uterino, la mayoría de cáncer anal y otros cánceres.

El estudio revela que el programa de vacunación contra el VPH gratuito en las escuelas de Australia, es el factor más influyente en una disminución de las futuras tasas de cáncer de cuello uterino del país.

La profesora Suzanne Garland, directora del Centro para las Enfermedades Infecciosas de la Mujer en el Hospital Royal Women’s, dijo que Australia probablemente sea el primer país en eliminar eficazmente la enfermedad, indicando que el cribado continuo y la gran aceptación de la vacuna son clave para lograr esa meta.

El IPVS está lanzando un llamado a la acción a las autoridades de salud para cumplir con los estándares internacionales desarrollados por la OMS, a fin de desarrollar planes nacionales, regionales y locales para finalmente alcanzar el objetivo de la eliminación del cáncer de cuello uterino como un problema de salud pública.