Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El senderismo ha pasado de ser una sencilla actividad deportiva realizada en el medio natural a convertirse en una compleja experiencia turística que debe estar presente en la oferta de la gran mayoría de destinos que combinen naturaleza y cultura. En la actualidad existe una gran relación entre el senderismo y las experiencias turísticas relacionadas con el turismo rural, el turismo deportivo, el turismo de naturaleza y el turismo cultural.

Así lo entiende el Ayuntamiento de Hornachuelos y en ello trabaja continuamente. No en vano, la localidad cuenta con más de 10 senderos al que se suma el último acondicionado el “Sedero de las cruces”

“El sendero de las cruces”, transcurre por la vía pecuaria de las cruces desde el paraje de la Almarja, hasta el cortijo de la finca de las Cruces junto a la carretera A-3151, es un camino abierto debido al paso de tractores y coches a fincas colindantes. Este sendero local de unos 2 kilómetros de longitud lineal, conecta con la Red de senderos del Parque Natural a través del sendero del Águila y en un futuro por el camino de Berlanga conectará con el sendero local del Cambuco, donde por un lado conectará con el GR 48 y por otro lado, con el Sendero del Bembézar.

“El sendero de las cruces”, se caracteriza por llegar a un espectro de turistas muy amplio y variado, como puede ser, el ornitológico, de naturaleza, etc. Con la posibilidad de realizar este sendero en cualquier época del año, rompiendo así la estacionalidad de los flujos turísticos, ya que al no estar dentro del Parque natural «Sierra de Hornachuelos», dicho sendero no está sometido a las restricciones del Parque Natural, donde hay periodos del año que los senderos se encuentra cerrados.