Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales.  El padre Ángel García, fundador de la Asociación Mensajeros de la Paz, ha entregado este martes 27 de febrero un total de 50 teléfonos móviles y tarjetas SIM con saldo a personas desfavorecidas, en el marco de una acción solidaria que puso en marcha el pasado mes de enero, coordinada por el empresario Cipri Quintas.

El objetivo de esta acción es contribuir a que estas personas estén conectadas al mercado laboral, así como favorecer su integración social y poder brindarles una mayor protección y seguridad. «Hoy en día, el móvil resulta una herramienta imprescindible para conectar con la sociedad, también para las personas sin recursos», explicó el padre Ángel, para quien la falta de un teléfono aumenta la incomunicación para la gente más desfavorecida y agranda por tanto la brecha de unión con la sociedad.

Además de que estos terminales darán la oportunidad a estas personas de buscar trabajo o estar más conectados con sus familias y con la sociedad mediante Internet o emisión de llamadas, les servirán para solicitar asistencia a las fuerzas policiales o a los servicios sociales en caso de necesidad. Cipri Quintas impulsa el llamado networking con corazón y ha conseguido vincular a diversas empresas en proyectos solidarios para ayudar a los más desfavorecidos.