Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Álvaro Sánchez. Inaugurado en otoño de 2017, este mes de febrero ha vuelto a abrir sus puertas Aliksir – Museo de la Alquimia tras un breve periodo cerrado por mejoras. Se trata de la continuación del proyecto de recuperación y conservación de la memoria andalusí que Salma Al Farouki comenzó en Córdoba hace casi treinta años en la Torre de la Calahorra y con creaciones como la Casa Andalusí: «Me gustaría devolver a Córdoba lo que merece, pues ha sido un faro de sabiduría y de un arte de vivir», afirma.

El Museo, primero dedicado a esta disciplina en España, se encuentra en Calle Judíos nº 14, a escasos metros de la Sinagoga y junto a la mencionada Casa Andalusí. Y está dedicado a la memoria y enseñanzas de Yabi Abur Omar (1953-200), filólogo y maestro que a finales de los ’80 del pasado siglo recuperó en Granada el saber espagírico de Al Andalus.

Salma explica que su objetivo es que la gente que entre «se pare un poco a pensar» y «salga de allí con curiosidad por este tema». Pues «la Alquimia es una manera de vivir. La Alquimia verdadera es la transformación del alma», sentencia.

Al margen de la zona expositiva con vitrinas y de un hermoso patio, el espacio incluye un laboratorio, un salón de conferencias y una azotea que servirá como observatorio para sesiones astronómicas dirigidas a los más jóvenes.

Abre todos los días de 10:00 a 19:00 horas (en verano hasta las 21:00) y el precio es de 6 euros (reducido de 3 euros para cordobeses acreditados como tales). La visita se realiza con una tablet que va explicando el recorrido mediante audios y textos en español o inglés.

Para estar al día de los talleres, conferencias y demás actividades se puede seguir al Museo en redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram): @museoalquimia