Javier Collado

Dobuss

Alvaro Sánchez. Los científicos dicen que han resuelto uno de los mayores debates de la medicina después de un gran estudio que encontró que los antidepresivos funcionan.

El estudio, que analizó datos de 522 ensayos con 116.477 personas, halló que 21 antidepresivos comunes fueron más efectivos para reducir los síntomas de la depresión aguda que las píldoras falsas o placebo.

Pero también mostró grandes diferencias en la efectividad de cada medicamento.
Los autores del informe, publicado en The Lancet, dijeron que mostró que muchas más personas podrían beneficiarse de las drogas.

64,7 millones de recetas de antidepresivos hubo en Inglaterra en 2016, más del doble que los 31 millones de 2006, pero ha existido un intenso debate sobre su efectividad, con algunos ensayos que sugieren que no son mejores que los placebos.

El Royal College of Psychiatrists dijo que el estudio «finalmente pone fin a la controversia sobre los antidepresivos».

El denominado metaanálisis, que incluyó datos no publicados además de la información de los 522 ensayos clínicos que incluyeron el tratamiento a corto plazo de la depresión aguda en adultos, descubrió que los medicamentos eran todos más efectivos que los placebos.
Sin embargo, el estudio encontró que oscilaron entre ser un tercio más eficaz que un placebo y más del doble de efectivo.

La investigadora principal, la Dra. Andrea Cipriani, de la Universidad de Oxford, dijo a la BBC: «Este estudio es la respuesta final a una controversia de larga data sobre si los antidepresivos funcionan para la depresión.

«Encontramos que los antidepresivos más comúnmente recetados funcionan para la depresión moderada a severa y creo que esta es una muy buena noticia para los pacientes y los médicos».

Christian Talbot, un comediante, dijo que comenzó a tomar antidepresivos hace tres años y medio después de que descubrió que las terapias para hablar le habían resultado ineficaces.

Su médico le dijo que su depresión se debía a sus bajos niveles de serotonina, que se cree que influye en el estado de ánimo, la emoción y el sueño.

Christian dijo que al principio se había mostrado reacio a tomar antidepresivos porque temía que pudieran «adormecerlo» o embotar sus sentidos.

Pero dijo que cuando los tomó, los resultados fueron «inmediatamente beneficiosos».
«No fue que sintiera que un gran cambio me invadió, sino que sentí literalmente que había un peso que se desprendió de mis hombros. Estaba menos ansioso y me sentía más equilibrado».

Dijo que sentía que había un estigma alrededor de tomar antidepresivos.
«No sé si la gente les tiene miedo o si sienten vergüenza de ellos, pero es un medicamento como cualquier otro, excepto que se trata de un problema de salud mental en lugar de un problema físico».

Antidepresivos: los más y menos efectivos

Los mas efectivos:

agomelatina
amitriptilina
escitalopram
mirtazapina
paroxetina

Los menos efectivos:

fluoxetina
fluvoxamina
reboxetina
trazodona

Pruebas convincentes

Los autores del estudio dijeron que los hallazgos podrían ayudar a los médicos a elegir la receta correcta, pero eso no significaba que todos debieran cambiar de medicamento.
Esto se debe a que el estudio analizó el efecto promedio de cada uno de ellos en lugar de cómo funcionaban para individuos de diferentes edades o sexo, la gravedad de los síntomas u otras características.

Los investigadores agregaron que la mayoría de los datos del metanálisis cubrían ocho semanas de tratamiento, por lo que los hallazgos podrían no aplicarse al uso a largo plazo.

Y dijeron que no significaba que los antidepresivos siempre debieran ser la primera forma de tratamiento.

Al menos un millón más de personas en el Reino Unido se beneficiarían de los tratamientos, incluidos los antidepresivos, dijeron.

«La medicación siempre debe considerarse junto con otras opciones, como las terapias psicológicas, cuando estén disponibles», agregó el Dr. Cipriani.

El Prof. Carmine Pariante, del Royal College of Psychiatrists, dijo: «Este metaanálisis finalmente pone fin a la controversia sobre los antidepresivos, mostrando claramente que estos medicamentos sí funcionan para mejorar el estado de ánimo y ayudar a la mayoría de las personas con depresión.

«Es importante destacar que el documento y el estudio no lo han financiado empresas farmacéuticas que pudieran tener interés en el resultado, lo que confirma que la utilidad clínica de estos medicamentos no se ve afectada por posibles patrocinios».

Sin embargo, el profesor Pariante dijo que el documento no mejoraba la comprensión de cómo ayudar a los pacientes que tenían depresión resistente al tratamiento y a quienes no ayudaba tomando cualquiera de los 21 medicamentos probados.

Glyn Lewis, profesor de epidemiología psiquiátrica en el University College London, dijo que el «excelente» estudio proporcionó «evidencia convincente» de la efectividad de los antidepresivos.

Añadió: «Los antidepresivos a menudo tienen «mala prensa», pero este documento muestra que tienen un papel importante en el tratamiento de las personas con depresión».

Fuente: BBC | The Lancet