Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Un niño de cinco años ha estado al borde de la muerte tras clavarse una aguja de tejer. El pequeño estaba jugando cuando tropezó y se clavó este objeto punzante, que le atravesó la garganta y llegó a tocar el cráneo, según informa el diario The Sun.

Tras una operación de cuatro horas, los médicos aseguraban que su vida estaba en peligro teniendo en cuenta las dimensiones de la aguja. Tras la intervención los médicos informaron que el menor se encuentra estable.

Se desconoce si el niño estaba siendo vigilado mientras jugaba. Su padre dijo: «Gracias a la ayuda oportuna de los médicos, mi hijo se ha salvado. Tendremos más cuidado en el futuro».