Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. El gobierno de Francia ha aprobado una ley que prohibirá a partir del 2022 la venta de huevos de gallinas enjauladas. De esta forma, solo se podrán adquirir las de animales crecidos al aire libre, considerados más saludables.

“En 2022, los huevos frescos se venderán de criaderos al aire libre y no de los de jaulas. Se trata de un compromiso de nuestra campaña (electoral) y lo mantendremos”, explicó Stéphane Travert, el ministro de Agricultura francés, para los medios Europe 1-CNews-Les Echos.

Sin embargo, la medida no significa que la producción de huevos de gallinas enjauladas se detenga, pues si bien no se podrán vender al público, sí se podrán utilizar para otros productos que utilizan huevo. Francia es el primer productor europeo de huevos. El 2017, el 68% de los 47 millones de gallinas ponedoras del Hexágono vivía enjauladas, el 25% en gallineros con acceso al exterior y el 7% se criaron en el suelo pero no al aire libre.