Caracoles.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Álvaro Sanchez. Desde este viernes 23 de febrero  la temporada de caracoles guisados de 2018 ha comenzando, y en una tarde-noche fresca, los puestos de caracoles repartidos por un buen número de barrios de Córdoba, han ido recibiendo a sus clientes más fieles

Este año la convocatoria establece utilizar el puesto para la venta exclusiva de caracoles guisados, cervezas, refrescos, vino y agua, quedando prohibida la venta de otros productos alimenticios, así como bebidas alcohólicas de más de 15º. Disponen de toma de agua potable de la red general de abastecimiento (debidamente contratada con la empresa suministradora) y eliminación de aguas residuales a la red de alcantarillado público, por conducciones soterradas.

En lugar visible se ha colocado cartel indicativo de los horarios de apertura y cierre de la actividad, así como la indicación de la prohibición de la venta de bebidas alcohólica a menores.

Todos los puestos cuentan con W.C., a disponibilidad de los consumidores, colocando en lugar visible cartel indicativo de su ubicación. Disponen también de un recipiente adecuado para almacenar en el mismo todos los residuos que se produzcan. Estos desechos son almacenados fuera de la vista del público y son retirados a los puntos establecidos de recogida por los servicios municipales de limpieza.

Las personas manipuladoras de alimentos deberán poseer una formación adecuada en materia de higiene alimentaria, de acuerdo con la actividad laboral que se desarrolla. Se deberá cumplir estrictamente las leyes protectoras del trabajo, debiendo encontrarse en situación de alta en Seguridad Social el personal contratado en la instalación o servicios de que se trate.

Además, en las instalaciones de los Puestos para venta de Caracoles Guisados, este año queda prohibida la celebración de actividades lúdicas, como peroles o fiestas tradicionales, organizadas por los concesionarios de su gestión. Y en las inmediaciones de la actividad autorizada se prohíbe cualquier tipo de venta diferente a la expresamente autorizada, el montaje de cualquier tipo de atracciones recreativas o infantiles y la fijación de carteles publicitarios.