Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales.  «Estimado Rafa, en diciembre le escribí otra carta y se la mandé a su Academia en Baleares, a lo mejor no la ha recibido, pues anda en tantos lugares». Estas son las primeras frases del texto que ha conmovido al tenista español. Gloria C. Martínez  es «una señora de 92 años, casi 93, en abril, y desde que empezó a jugar tenis soy su ferviente admiradora».

Así comienza la carta de una longeva admiradora de nuestro tenista más internacional, Rafa Nadal. Esta mexicana recurrió a Twitter a través de su bisnieta: Debora Mansur. La joven publicó en su cuenta y pidió ayuda para que el deportista le enviara -al fin- una respuesta a su bisabuela. En la carta se puede leer:

Estimado Rafa:

En diciembre le escribí otra carta y se la mandé a su academia en Baleares, España. A lo mejor no la ha recibido, pues anda en tantos lugares.

Soy una señora de 92 años, casi 93 en abril, y desde que empezó a jugar tenis soy su ferviente admiradora. Estoy pendiente de todos sus juegos y si son en la madrugada, pongo el despertador y veo el juego. Sentí mucho lo que le pasó en Australia y deseo que ya esté completamente bien. Ahora va a estar en Acapulco a fin de este mes. Me hubiera encantado ir pero ya se me dificultan los viajes, nos queda retirado.

Durango queda al norte, cerca de Mazatlán, Sinaloa, que también es un bello puerto. Mi esposo, que ya falleció, jugó mucho tenis, yo creo por eso me gustó. Tengo cuatro mujeres y un hombre, dos yernos, 13 nietos y 20 bisnietos. La mamá de mi mamá era de Sevilla, se llamaba Dolores Artigasa, se casó y vino a dar aquí.

Me daría un gusto tremendo que me pudiera algún día contestar. Un abrazo y mi cariño,

Gloria C. Martínez

(Por atrás)

Acabo de leer en el periódico que inauguró en Madrid una clínica para tenistas lesionados, que ahí los atienden, lo felicito muchísimo.

Miles de personas compartieron el tuit, que finalmente llegó hacia el tenista balear. Su respuesta no se hizo esperar. A través de su cuenta de Twitter respondió a la bonitas palabras de doña Gloria.