Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Elisa Castiello, de 22 años, todavía estudia cuarto de carrera en la Facultad de Derecho de la Universidad de Vigo. Sin embargo, bien podrían darle ya el título tras lo que acaba de hacer.

Esta joven estudiante gallega ganó un juicio por su despido de la empresa de socorrismo para la que trabajó en verano. Lo sorprendente de la historia es que lo hizo defendiéndose a sí misma. Lo que la joven reclama es una indemnización de 1.500 euros, la cantidad que debía percibir durante el mes de agosto, que pasó de baja tras un accidente de moto. A la vuelta, fue despedida por bajo rendimiento y sólo percibió 136 euros de finiquito.

Según explica  en La voz de Galicia, se preparó repasando sus apuntes de Laboral, pidiendo consejo al decano de Derecho de León, buscando pruebas y guardándose un as en la manga: una conversación grabada sobre su despido con un jefe, que presentó para sorpresa de todos. De esta forma ganó el recurso contra el Ayuntamiento de su localidad y los 1.500 euros de indemnización por daños y perjuicios.