Javier Collado

Dobuss

María Morales. El nuevo Hospital Quirón de Córdoba entra en su fase final. Las obras, que comenzaron en noviembre de 2016, van avanzando según los plazos estipulados, estando prevista su conclusión al final del primer semestre de 2018.

El edificio ha sido diseñado con vocación de convertirse en un hito en la ciudad por su arquitectura singular, que dota de gran protagonismo a la luz, tamizada a través de una celosía que recubrirá la fachada y que realiza un guiño a la arquitectura mudéjar. La celosía será de aluminio en tonos bronce y dorado, cuyas tonalidades irán cambiando en función de la inclinación de la luz del sol que se reflejará en ella. Los accesos también serán singulares, sustentados en pilares de tipo arbóreo, que sin duda harán que el edificio no deje a nadie indiferente.

El Hospital Quirón de Córdoba estará a la vanguardia de la sanidad privada andaluza en lo que a dotación tecnológica se refiere, así como en el confort y las prestaciones hoteleras tanto para el paciente como para los profesionales que presten sus servicios en el mismo.

Se trata del primer hospital del Grupo Quirón construido siguiendo los estándares del nuevo manual corporativo de calidad Quirón, fruto del consenso, aportación de conocimientos y la experiencia de todos sus profesionales.

El hospital tiene previsto comenzar su actividad asistencial de forma gradual durante el segundo semestre del 2018; una primera fase con las consultas externas, pruebas diagnósticas y complementarias, continuando en una segunda fase con la apertura del resto del área asistencial hospitalaria (hospitalización, urgencias, etc), estimándose que esté plenamente operativo antes de finalizar el año.