Supermercados Piedra

Dobuss

 A.S. El Gobierno balear ha concedido al juez José Castro, jubilado el pasado diciembre tras cerrar la instrucción de la macrocausa del caso Palma Arena, uno de los Premios Ramon Llull, distinciones que anualmente concede figuras destacadas de la sociedad del archipiélago.
Además de a Castro, el ejecutivo autonómico ha asignado a otras once entidades y personas los Premios Ramon Llull de 2018, y ha concedido también hoy dos Medallas de Oro, los máximos galardones de la comunidad, a la novelista Carme Riera y al director científico del Instituto Pasteur de París, Lluís Quintana-Murci.
En su nota justificativa de los galardones, el Govern destaca que José Castro Aragón, nacido en Córdoba en 1945, ha sido «un referente en la investigación contra la corrupción política».
Tras ejercer como funcionario de prisiones, ingresó en la carrera judicial en 1976, en la que pasó por diferentes destinos hasta que en 1985 llegó a Mallorca, donde fue asignado al juzgado social hasta que en 1991 fue traslado al juzgado de instrucción 3 de Palma, plaza que ha ocupado hasta su retiro.
«Es el magistrado que más tiempo ha estado al frente de un juzgado unipersonal», destaca el Govern, que elogia su «independencia, minuciosidad y dedicación en la instrucción» de causas de tanta «notoriedad» como el caso Nóos