Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Álvaro Sánchez, Los científicos descubrieron que un aminoácido llamado asparagina es esencial para la propagación del cáncer de mama y, al restringirlo, las células cancerosas dejaron de invadir otras partes del cuerpo en ratones, según una investigación financiada en parte por Cancer Research UK y publicada en la revista Nature.

«Nuestro trabajo ha identificado uno de los mecanismos clave que promueve la capacidad de las células de cáncer de mama para diseminarse». – Profesor Greg Hannon
La mayoría de los pacientes con cáncer de mama no mueren a causa de su tumor primario, sino de la diseminación del cáncer a los pulmones, el cerebro, los huesos u otros órganos.

Para poder diseminarse, las células cancerosas primero deben abandonar el tumor original, sobrevivir en la sangre como «células tumorales circulantes» y luego colonizar otros órganos.

Encontrar maneras de evitar que esto suceda es fundamental para aumentar la supervivencia.

Investigadores del Cancer Research UK Cambridge Institute  descubrieron que bloquear la producción de asparagina con un medicamento llamado L-asparaginasa en ratones, y ponerlos en una dieta baja en asparagina, redujo en gran medida la capacidad de propagación del cáncer de mama.

La asparagina es un aminoácido, los bloques de construcción que las células usan para fabricar proteínas. Si bien el cuerpo puede producir asparagina, también se encuentra en nuestra dieta, con concentraciones más altas en algunos alimentos, incluidos los espárragos, la soja, los lácteos, las aves de corral y los mariscos.

Los investigadores solicitaron estos estudios con ratones para examinar los datos de pacientes con cáncer de mama. Estos datos indicaron que cuanto mayor es la capacidad de las células de cáncer de mama para producir asparagina, es más probable que la enfermedad se propague. En muchos otros tipos de cáncer, también se descubrió que la mayor capacidad de las células tumorales para producir asparagina está asociada con una supervivencia reducida.

En el futuro, los científicos creen que, junto a los tratamientos convencionales como la quimioterapia, los pacientes con cáncer de mama podrían recibir una dieta en el hospital que restrinja la asparagina para ayudar a detener la propagación de la enfermedad y mejorar los resultados. Sus hallazgos también sugieren que esto podría tener implicaciones para otros tipos de cáncer, incluidos los cánceres de riñón y cabeza y cuello.

El profesor Greg Hannon, autor principal del estudio con sede en el Cancer Research UK Cambridge Institute, dijo: «Nuestro trabajo ha identificado uno de los mecanismos clave que promueve la capacidad de las células de cáncer de mama para diseminarse. Cuando se redujo la disponibilidad de asparagina, vimos un pequeño impacto en el tumor primario en la mama, pero las células tumorales redujeron la capacidad de metástasis en otras partes del cuerpo.

«Este hallazgo agrega información vital a nuestra comprensión de cómo podemos detener la propagación del cáncer, la principal razón por la que los pacientes mueren a causa de su enfermedad.

«En el futuro, restringir este aminoácido a través de un plan de dieta controlada o por otros medios podría ser una parte adicional del tratamiento para algunos pacientes con cáncer de mama y otros».

El profesor Charles Swanton, jefe clínico de Cancer Research UK, dijo: «Esta es una investigación interesante que analiza cómo cortar el suministro de nutrientes esenciales para la propagación del cáncer podría ayudar a frenar los tumores».

«Curiosamente, el medicamento L-asparaginasa se usa para tratar la leucemia linfoblástica aguda que depende de la asparagina. Es posible que en el futuro, este medicamento se pueda reutilizar para ayudar a tratar pacientes con cáncer de mama.

«El siguiente paso en la investigación sería comprender cómo se traduce esto del laboratorio a los pacientes y qué pacientes es más probable que se beneficien de cualquier tratamiento potencial».

Martin Ledwick, jefe de enfermeras de Cancer Research UK, dijo: «Investigaciones como esta son cruciales para ayudar a desarrollar mejores tratamientos para pacientes con cáncer de mama. Por el momento, no hay evidencia de que restringir ciertos alimentos pueda ayudar a combatir el cáncer, por lo que es importante que los pacientes hablen con su médico antes de realizar cualquier cambio en su dieta mientras reciben tratamiento «.

References

* Knott et al. Asparagine bioavailability governs metastasis in a model of breast cancer