Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. El investigador Oriol Mitjà está a un paso de erradicar el pian. Para ello será necesario administrar más de una ronda de tratamiento antibiótico masivo y apunta de esta manera a la necesidad de modificar la actual estrategia de la Organización Mundial de la Salud (OLMOS) ante esta enfermedad, provocada por una bacteria que deforma los huesos y produce llagas, sobre todo en niños.

La prestigiosa revista científica ‘The Lancet’ publica su nuevo estudio en el que dice que «la enfermedad se parece mucho a la sífilis. A veces decimos que es la ‘sífilis de los niños’, pero con la diferencia que la sífilis es una enfermedad venérea». El estudio también confirma la aparición de resistencias en el antibiótico del azitromicina.

Con la presentación de estos resultados, el investigador del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) empezará en abril un nuevo proyecto en la provincia de Nueva Irlanda, en Papúa Nueva Guinea, para identificar cuántas rondas de tratamiento masivo son necesarias para erradicar el pian y establecer la estrategia óptima para conseguirlo.

Los resultados muestran que en los primeros dieciocho meses la prevalencia de la enfermedad del pian disminuyó drásticamente, del 1,8% al 0,1%, pero empezó a resurgir al cabo de 24 meses; en los 42, subió al 0,4%. La mayoría eran personas que no habían tomado el tratamiento masivo, si bien también hubo casos importados de otras regiones. El proyecto cuenta con una donación de 500.000 dosis de azitromicina de Kern Pharma.