Pope Francis marries flight attendants Carlos Ciuffardi, left, and Paola Podest, center, during a flight from Santiago, Chile, to Iquique, Chile, Thursday, Jan. 18, 2018. Pope Francis celebrated the first-ever airborne papal wedding, marrying these two flight attendants from Chile’s flagship airline during the flight. The couple had been married civilly in 2010, however, they said they couldn’t follow-up with a church ceremony because of the 2010 earthquake that hit Chile. (L'Osservatore Romano Vatican Media/Pool Photo via AP)

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Dos miembros de la tripulación del avión de Latam que transportó al papa Francisco de Santiago a Iquique contrajeron matrimonio a miles de metros de la tierra, en una improvisada e íntima ceremonia celebrada por el sumo pontífice.

No muchos pueden decir que el papa Francisco los unió eternamente a bordo de un avión en su vuelo desde Chile a Perú. Dos miembros de la tripulación de cabina del avión de Latam que lleva al santo padre pueden ahora vanagloriarse de ser los únicos en el mundo en gozar de este privilegio.

Paula Podestá y Carlos Ciuffardi, los beneficiados, pidieron a Francisco que realizara la unión religiosa. Ambos se habían casado en ceremonia civil, pero debido a los daños que su parroquia sufrió en ocasión del terremoto que sacudió a Chile en febrero de 2010, no pudieron intercambiar sus anillos en el altar.

​El papa aceptó esta petición y se labró un acta firmada por él mismo como celebrante. Otros dos pasajeros del vuelo hicieron las veces de testigo. Lejos de la sacralidad de un templo, el pasillo de un Airbus 321 fue el lugar donde Podestá y Ciuffardi aceptaron la unión indisoluble —según el catolicismo- de su amor.