Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Tony Lethbridge es un padre que halló a su hijo extraviado en 15 minutos después de que la Policía de la región de Blacksmiths, en Nueva Gales del Sur, Australia, llevara 30 horas sin encontrarlo.  Lethbridge tenía “una corazonada” y decidió alquilar un helicóptero.

La historia comenzó cuando Samuel Lethbridge, de 17 años, no regresó a su casa en Blacksmiths el domingo. Entonces su familia avisó a las autoridades y estos comenzaron la búsqueda. Sin embargo, Tony Lethbridge sospechaba que su hijo podría estar envuelto en alguna clase de accidente en carretera, “tenía una corazonada”, le dijo a los medios.

«Todo el mundo estaba diciendo que probablemente se escapó y ese tipo de cosas. Eso no era normal en Samuel. Mi hijo me había dicho el domingo que estaba cansado cuando cogió el coche, así que pensé que podría haberse salido de la carretera», relata. El hombre decidió a alquilar un helicóptero al día siguiente.

En 15 minutos el helicóptero encontraba el automóvil en un bosque, cerca de la autopista del Pacífico en Crangan Bay. Se había salido de la carretera y se encontraba en un terraplén, una zona muy difícil de encontrar desde tierra.

El vehículo accidentado se encontraba a unos 20 metros de la carretera. El helicóptero descendió y dejó a Tony a unos 150 metros de los restos porque era una zona demasiado peligroso para aterrizar. El resto de la historia, como ha narrado el padre a los medios, es digno de una producción de Hollywood.

Samuel había quedado atrapado dentro del vehículo y este tuvo que ser cortado por los servicios de emergencia. El joven se encuentra en estos momentos en el Hospital, donde se ha sometido a una cirugía por fracturas múltiples. Cuando el chico se recupere será consciente de la clase de superhéroe que tiene como padre.