Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Las cápsulas de café de un solo uso tienen los días contados, al menos en las Islas Baleares, según se desprende de un anteproyecto de ley del que es pionero el ‘Govern’ Balear.

La medida, contemplada en la Ley de Residuos y Suelos Contaminados de las Islas Baleares, recoge la prohibición de vender este tipo de cápsulas por los problemas de contaminación que plantean. Así pues, estas deberán estar elaboradas con materiales compostables o bien, demostrar a la administración que pasan por un de recogida y reciclaje una vez utilizadas.

 

Esta medida, que previsiblemente entrará en vigor el 1 de enero del 2020, también pone su foco de atención en otros productos plásticos que suelen encontrarse en los hogares como los platos y vasos de plástico, las pajitas, las toallitas o los bastoncillos de los oídos.

La medida es pionera en España e incluso se adelanta a la normativa Europea. «Es una urgencia ambiental y nos debemos adelantar a la normativa europea porque tarde o tempano habrá que actuar en este sentido», asegura el director general de Educación Ambiental, Calidad Ambiental y Residuos de Baleares, Sebastià Sansó.