Papa Francisco - Archivo

Javier Collado

Dobuss

Alvaro Sánchez. El Papa sorprendió hace unos días a los niños ingresados en el hospital pediátrico Bambino Gesú en una visita inesperada. Como viene siendo habitual, Francisco visitó una institución sanitaria el primer viernes de la misericordia de 2018, y en esta ocasión quiso amenizar la estancia navideña de los pequeños que han tenido que pasar fechas tan señaladas lejos de su casa.

Francisco visitó a médicos, niños y padres y les trasladó sus bendiciones. Uno de los pequeños, muy impactado ante la presencia del Santo Padre, expresó su deseo de no tener que volver a operarse “gracias a su visita”.

El hospital pediátrico Bambino Gesú es un centro sanitario público italiano de Roma que se ubica en la Ciudad del Vaticano, área extraterritorial de Italia administrada por la Santa Sede. Fue fundado en 1869 con el propósito de atender a los niños de la Ciudad Eterna y, pese a que pertenece a la institución eclesiástica, en la actualidad forma parte del Sistema Nacional de Salud italiano.