Entrega del guión.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Con destino hacia la base de Adazi (Letonia) salió ayer el contingente eFP II (presencia avanzada reforzada) de la Brigada Guzmán El Bueno X de Cerro Muriano, que será la que releve a la Brigada de Infantería Mecanizada Extremadura XI de Badajoz y donde permanecerán seis meses, según han informado fuentes de la base militar cordobesa.

España acordó con la OTAN en julio del año pasado, en la cumbre de Varsovia, el envío de un contingente de soldados a la zona para disuadir a Rusia de sus pretensiones sobre las repúblicas bálticas (Estonia, Lituania y Letonia), que formaron parte de la extinta URSS. El refuerzo de tropas en la zona ha sido también una de las exigencias de la nueva administración Trump de EEUU.

La Brigada del Muriano -una de las más experimentadas del Ejército español- tendrá que poner a prueba sus máquinas y personal en el duro invierno de la zona, cuando el mar Báltico llega a congelarse. La logística será uno de los grandes retos de las fuerzas de la Guzmán el Bueno.