Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

 

Las películas en las cuales el protagonista recibía un miembro biónico  absolutamente natural y funcional ya no es ciencia ficción, es una realidad absolutamente tangible para el paciente, y lo será para las personas de ahora en adelante.

Varios equipos científicos han creado miembros artificiales con la capacidad de ser articulados a voluntad y además, dotados de una fina sensibilidad, puesto que se ha conseguido la recuperación de la sensación táctil en pacientes amputados. Ésto se ha logrado mediante la implantación de prototipos de manos biónicas que contienen electrodos capaces de conectar dicha pprótesis con el brazo y el cerebro.

Un equipo de científicos con sede en Roma ha presentado a la comunidad científica mundial la primera mano biónica dotada del sentido del tacto, que, dadas sus dimensiones de sus controles, se puede emplear más allá de las fronteras de un laboratorio.  El profesor Silvestro Micera, neuroingeniero de EPFL en Lausana y la Escuela de Estudios Avanzados de Sant’Anna en Pisa expresó su opinión: “Nos dirigimos cada vez más a películas de ciencia ficción como la mano biónica de Luke Skywalker en la película La Guerra de las Galaxias, una prótesis completamente controlada, totalmente natural, sensorizada, idéntica a la mano humana “.

El profesor Paolo Rossini, neurólogo del Hospital Universitario Agostino Gemelli de Roma, dijo: “Una vez que puede controlar una prótesis robótica con su cerebro, puede pensar en crear una que permita movimientos más complejos que una mano con cinco dedos“. El equipo científico dice que esperan miniaturizar la tecnología aún más para que se pueda comercializar una mano sensorial biónica.

Esta tecnología va siendo cada vez más efectiva y compleja en su propósito, ya que el objetivo no es solo restaurar la funcionalidad, sino que además busca restablecer la conexión sensorial con el mundo. Es más, estos pacientes, que sufrían un dolor del miembro fantasma en la zona amputada, se verán además, liberados del dolor al recuperar el sentido del tacto.