Dakota Johnson y Millie Bobby Brown en la red capert de loa Globos de Oro 2018.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Emma Watson y Marai Larasi.

María Morales. Los Globos de Oro del 2018 siempre se recordarán como la unión de cientos de actores y actrices contra el acoso sexual. El color negro ha inundado la red carpet de este año como un silencioso grito a favor de las victimas que desde hace unos meses dejan el miedo a un lado y cuentan sus casos. Harvey Weinstein, Kevin Spacey, Brett Ratner y Bill Cosby son algunos de los acusados tanto por mujeres como por hombres.

La iniciativa Time’s up,  impulsada por 300 mujeres que lucha contra el acoso sexual especialmente en los lugares de trabajo, ha sido la precursora que ha destapado el lado oscuro de Hollywood y muchos de los asistentes a los Globos de Oro han querido mostrar su apoyo. Como si de un funeral se tratara, la gran mayoría de los invitados han elegido el negro en sus vestuarios sin dejar a un lado la elegancia.

Meryl Streep y Ai-jen Poo.

Algunos asistentes, además, han llevado un pin con el nombre del movimiento pero ha habido actrices que han ido más allá. Meryl Streep, Angelina Jolie o Emma Watson han sido algunas de las que han decidido ir acompañadas por activistas en la lucha por la igualdad social.

Meryl Streep lo ha hecho con Ai-jen Poo, la directora de la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas. Emma Watson ha acudido con Marai Larasi, activista del feminismo negro y directora ejecutiva de Imkaan, una organización feminista que combate la violencia contra las mujeres.

Angelina Jolie y Loung Ung.

Emma Stone ha hecho lo propio con Billie Jean King, tenista pionera a la que interpreta en la película La batalla de los sexosSusan Sarandon ha acudido con Rosa Clemente, activista y periodista. Angelina Jolie ha asistido junto a Loung Ung, una activista por los derechos humanas de nacionalidad camboyana, al igual que su hijo mayor Maddox. La gala ha conseguido marcar un hito en la historia de la industria, prometía ser reivindicativa y el mejor gesto ha sido dar visibilidad a quien lucha día a día.