Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Knops es un diminuto gadget que, con un pequeño giro, gradúa el volumen de los sonidos e incluso aísla por completo a quien lo lleva. Una joven empresa radicada en Ámsterdam ha desarrollado los primeros auriculares que no emiten música, sino que permiten ajustar el sonido ambiente al volumen deseado.

Su nombre es Knops y actúan como una especie de sonotone, amplificando lo que escuchamos, pero también reducen el ruido o incluso lo anulan, si es necesario, para estudiar o trabajar con calma.

Su campaña ha sido realmente exitosa, habiéndose superado más del 800% de la meta establecida, recaudando un total de 295.255 dólares. Los envíos se realizaron a cualquier parte del mundo desde noviembre del año pasado.