Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. El conocido juez de menores de Granada nunca deja de sorprender con sus ejemplares condenadas. A pocos días de haber comenzado el nuevo año ya ha sido noticias su última sentencia.

Dos jóvenes, de 16 y 17 años, han sido condenados a aprender a leer y escribir como consecuencia de haber robaron cinco gallos y un jilguero, que estaban en una especie de cercado de un pueblo de la provincia. La sentencia fue bien acogida por los chicos, que además estará vigilados constantemente para que se mantenga alejado de las malas influencias y recibirán formación para intentar que encuentre un trabajo.

Si durante las 32 semanas que debe permanecer bajo control, incumple lo acordado por el juez, podría ser acusado de desobediencia y se arriesgaría a ser encerrado en un correccional. El juez, oriundo de Ciudad Real, muestra en cada una de sus sentencias la forma de buscar «castigos» rehabilitadores y ejemplares.