Foto facilitada de los dos menores desaparecidos. / @SOSDESAPARECIDO

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Sonia Barea, la mujer que denunció el secuestro de sus hijos Manuel y Violeta, de 9 y 10 años, respectivamente, por parte de su exmarido, el ex policía local de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) Manuel Lebrón González -que fue condenado a dos años y diez meses de cárcel por maltratar y someter a «continuas» vejaciones a su ex esposa en presencia de los menores-, se ha mostrado muy feliz en el programa Espejo Público después de saber que sus hijos están ya en comisaría.

A pesar de que a lo largo de la mañana desde el entorno familiar se aseguraron que los menores estaban localizados con su padre y no secuestrados, los niños han sido entregados en la comisaría de Los Remedios de Sevilla, aunque no ha trascendido quién los ha llevado hasta allí.

No obstante, la Policía Nacional ha detenido en Dos Hermanas (Sevilla) a M.L.F., el padre de dos niños, según ha confirmado el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. El detenido es un expolicía local de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) condenado en firme por maltrato físico y psicológico hacia su exmujer y madre de los menores.

La Policía Nacional de Sevilla estaba buscando a los dos menores después de que su madre hubiera denunciado su desaparición tras habérselos entregado a su expareja el pasado 23 de diciembre, en virtud del régimen de visitas acordado por ambos, y después de que éste no los haya entregado una vez expirado el plazo de la visita, el pasado día 30, en el punto acordado en Granada, residencia habitual de los pequeños.

Un portavoz de la familia materna ya informó de que, ante las fiestas navideñas, se acordó un periodo de vacaciones según el cual los pequeños, Manuel y Violeta Lebrón, pasarían con el padre del 23 al 30 de diciembre y, posteriormente, volverían a estar con la madre, quien disfruta de la custodia de ambos.