Supermercados Piedra

Dobuss

Una mujer albina de México que creció siendo objeto de burlas y acoso por su fina piel y su pelo blanco finalmente ha aprendido a abrazar su belleza, y su misión es hacer que los demás también lo vean.

Ruby Vizcarra tiene 24 años y vivió momentos muy duros durante su infancia en Guadalajara, México. Los niños en la escuela no entendían su condición de albina, y realmente, ella tampoco sabía mucho sobre eso.
Ruby siempre supo que tenía albinismo. Su madre lo tiene, una de sus hermanas también, al igual que su abuela y una tía fallecida, señala Daily Mail. Pero no sabía cómo hacer frente al acoso en la escuela, donde los compañeros la llamaban «fantasma» o «rara».
«El albinismo es una condición genética que consiste en la falta de pigmento (melanina) en la piel, el pelo y los ojos. Las personas con albinismo somos muy sensibles al sol y a las luces fuertes, tenemos una visión reducida. Fuera de eso, somos como cualquier otra persona», explicó Ruby al hablar sobre su condición en una publicación en Facebook.
«Yo me veía a mí misma como un fenómeno, no conocía lo que era el albinismo», explicó en Facebook. «Siempre me preguntaba, ‘¿por qué nací tan blanca?’, ‘¿por qué me costaba abrir los ojos cuando había sol y mirar de lejos?’, ‘¿por qué la gente me miraba todo el tiempo?'». Todo eso la deprimía y la hacía huir de la gente. Ocultaba su físico maquillándose y tiñéndose el pelo.
Al ser adulta todo cambió y Ruby no solo aprendió a cuidar su apariencia, sino que también decidió mostrarla al mundo. Ahora la joven trabaja para revistas y campañas publicitarias, y tiene más de 17.000 seguidores en Facebook. Asimismo, lanzó una organización llamada Movimiento Albino Latino, para apoyar a quienes nacen con este trastorno genético.