Cabalgata de los Reyes Magos - Córdoba | Archivo

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El Ayuntamiento de Córdoba, concretamente el Área de Promoción de la Ciudad, y la Federación de Peñas, han presentado esta mañana la Cabalgata de Reyes, que este año contará con 14 carrozas entre los 28 elementos que conforman el cortejo de Melchor, Gaspar y Baltasar.

Por el momento, las previsiones climatológicas no son las mejores para esta celebración, ya que auguran chubascos y vientos para esa tarde-noche mágica. En cualquier caso, «vamos a estar pendientes hasta el último momento para decidir qué se hace», ha explicado la responsable de promoción de la Ciudad, Carmen González (PSOE), quien ha hablado también de un plan ‘B’. Eso significa que en caso de no poder salir, como ya ocurrió en 2016, «se podrá contar con la sede de la Diputación «para que padres y niños puedan visitar a Sus Majestades de oriente y entregarles las cartas».

El recorrido, de 5,4 kilómetros de longitud, este año va a variar un poco, ya que habitualmente finalizaba en la Avenida de Barcelona y este año con las obras de la Ronda del Marrubial lo hará en la Iglesia de San Antonio de Padua, en la Avenida de Agrupación Córdoba. Eso será sobre las 21.30 horas, mientras que la salida será como siempre a las 17.00 horas desde la Plaza de Santa teresa.

El resto de la comitiva mágica estará compuesta por cuatro pasacalles, dos bandas de música (la de la Coronación de Espinas y el Cristo del Amor), así como el resto de elementos de seguridad, entre los que están el coche de Sadeco que va a al final, el destacamento de la Policía Local Montada que abre el pasacalles, las ambulancias o el coche-taller.

En cuanto a los participantes, habrá 462 personas entre voluntarios de la federación de Peñas, hasta 15 en cada carroza, para evitar desgracias y que todo se desarrolle con normalidad; 36 auxiliares de seguridad contratados, 90 voluntarios en torno a las carrozas para ir en los laterales, 70 músicos, 80 personas a pie entre funcionarios de correos, 252 niños que van en las carrozas y 60 personas de limpieza, seguridad y descarga. Todo ello para el disfrute de las aproximadamente 100.000 personas que suelen acudir a ver esta Cabalgata.

En esta ocasión, y con una inversión de 150.000 euros, se van a repartir 280.000 bolsas de gusanillos, 600.000 «minigalletas», 450.000 golosinas, 1.450 kilos de gominas, 5.000 kilos de caramelos donados por varias firmas (Cajasur, Cajasol, Piedra, Mercadona, Lidl y Peugeot) y más de 150.000 productos y pequeños juguetes infantiles, la mayoría con un aspecto pedagógico educativo, ha añadido la edil, quien ha recordado que habrá unos 3.500 metros de vallado (1.200 nuevo de este año) para mejorar la seguridad en las zonas donde más público se concentra.