Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. La red española de ferrocarril de Alta Velocidad seguirá extendiéndose este año 2018, cuando está previsto que llegue a Castellón, Murcia, Granada y Burgos y, además, alcance las ‘puertas’ de Galicia. De esta forma, la red AVE española, que actualmente suma una longitud de 3.146 kilómetros, se consolidará como la segunda del mundo detrás de la china y la primera de Europa.

La puesta en servicio de nuevas conexiones de Alta Velocidad tendrá lugar después de que en 2017 se haya conmemorado el 25 aniversario de la inaguración de la conexión Madrid-Sevilla, la primera línea del AVE del país, que actualmente conecta directamente más de treinta de ciudades.

A ellas se unirán a lo largo de este año Granada y Castellón, toda vez que las obras de conexión con estas ciudades, desde Antequera y desde Valencia, respectivamente, ya concluyeron a lo largo de este pasado ejercicio y actualmente se realizan las pruebas previas a su puesta en servicio comercial.

Asimismo, Fomento estima que durante este nuevo año concluirán los trabajos y comenzarán dichas pruebas en el caso de la conexión desde Palencia con Venta de Baños y Burgos, y en el enlace con Murcia, en este caso desde Alicante.

De igual forma, el AVE a Galicia alcanzará ya las ‘puertas’ de esta Comunidad, dado que a lo largo del ejercicio concluirá la construcción del tramo desde Zamora hasta la localidad de Pedralba de la Pradería, próxima a la ‘frontera’ con Ourense.