Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Un nuevo aparato para mejorar la calidad de vida de los enfermos con Parkinson ha sido desarrollado por científicos de la Universidad de Columbia. Se trata de un sistema llamado Dispositivo de asistencia pélvica atada (TPAD), que puede ayudar a los pacientes de Parkinson a mejorar su estabilidad de la marcha después de una sola sesión de entrenamiento.

La enfermedad de Parkinson es un mal degenerativo producida por la muerte de neuronas de la sustancia negra, que producen dopamina, el cual es un neurotransmisor importante en el circuito de los ganglios basales, cuya función primordial es el correcto control de los movimientos, indica la Asociación Parkinson Madrid.

Si se presenta una disminución significativa de esta sustancia, se altera la información en el circuito de los ganglios basales y esto se traduce en temblor, rigidez, lentitud de movimientos e inestabilidad postural,  que impide que la persona controle sus movimientos, la Fundación de Parkinson establece algunas medidas para que la población esté alerta de los síntomas, como pueden ser temblor en dedos, manos, mentón o labios; que es diferenciado si aparece después de mucho ejercicio, tener alguna herida, o efectos secundarios de algún medicamento.

Esta fundación indica que no hay una cura para esta enfermedad, pero se puede retrasar los estragos con terapias, aunque no hay un tratamiento estándar que se pueda aplicar por igual a todos los pacientes. Sin embargo, el TPAD puede ayudar a los pacientes a mejorar su estabilidad de la marcha después de una sola sesión de entrenamiento.