Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

A.S. Valeria, la hermana de Diana Quer, tras conocer el fatal desenlace que ha impactado a toda España a manos de su asesino confeso, ha trasladado varios mensajes e imágenes en las redes sociales de los que nos hacemos eco, y que reflejan la dureza de la situación que en estos momentos vive la familia.

«Hasta siempre, pequeña», comienza escribiendo Valeria.

«Habrá cosas que en mi vida podré perdonarme pero sé que tú me lo has perdonado todo».

«Esto es un palo para mí pero no puedo hacerle nada, solo espero que estés bien estés donde estés y que me cuides mucho a mí pero sobretodo a mamá, no sabes cuánto te queremos», continúa.

«Espérame allí arriba angelito. Siempre fuertes y siempre conmigo», dice Valeria, quien no duda en agradecer a su hermana por haberle dado una lección tan grande y por haber sido un ejemplo de fortaleza y de ganas de vivir para ella.

También se lamenta de que le ha «quedado mucho por vivir y mucho por delante», pero que eso le ha servido para darse cuenta de que hay que vivir el día a día ya que «hoy estás y mañana no».

Por último, Valeria se despide de su hermana dándole las gracias «por el tiempo que me has dedicado, los besos, los abrazos y todo el amor que me has dado» y asegura que la llevará siempre consigo. «Te llevaré siempre conmigo, te amo».

En otra foto subida más tarde a Instagram, incluye el siguiente texto:

«Aún recuerdo como si fuera ayer el momento que te hice esta foto. No quiero quedarme con lo malo ni darle vueltas a como has podido pasar tus últimos momentos sino con todo lo bueno que hemos vivido. Cuando yo te molestaba porque así era mi forma de dar cariño o cuando tú me pedías abrazos a cada rato. Me quedo con lo guapa que te vi la última vez que te vi y con la rabia que me dio que usaras mi maquillaje que ya sabes que no me gusta!!! Pero ahora me alegro y por parte me arrepiento de que no lo hayas hecho mil veces más.

Voy a extrañar el llegar a casa de clase y verte siempre durmiendo la siesta y tirarme encima tuyo o aquel día que volví a casa y por última vez nos sentamos juntas a comer yogur con cereales en la mesa en la que solíamos comer cuando éramos más pequeñas.

Me quedo con los cumplidos que me hacías siempre y con lo bien que te has portado conmigo o también cuando me cabreabas y salías corriendo a encerrarte en tu habitación para protegerte de mi enfadada.

Me quedo con que me has dado un gran ejemplo de lucha, por todos los problemas que se te han presentado en la vida y has sido capaz de superar y de ganas de vivir sobretodo. Se te han quedado muchas cosas pendientes pero la más importante es el abrazo que se nos ha quedado pendiente de despedida.

No puedo ni encender la televisión viendo como recogen tu cuerpo de un sitio así en el que acabaste por culpa de un degenerado desgraciado, se me va el alma al ver que mi hermana, mi compañera de vida ha acabado ahí su trayecto en ella.

Te quiero mucho diana mucho mucho mucho. Para siempre conmigo, descansa en paz pequeña», concluye el emotivo mensaje.