Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Una anciana de 86 años y que posee un avanzado Alzheimer enterneció a toda su familia cuando en una sesión de fotografía navideña reconoció a Papá Noel, quien también se puso a llorar por el momento vivido en Albuquerque, Nuevo México (Estados Unidos).

La historia de la tatarabuela Karen Rangel dio vueltas al mundo desde que el estudio de fotografía profesional Hartsocks Photography Studio publicó en su cuenta de Facebook detalles de lo vivido aquél 10 de diciembre. Como cada año, en las semanas previas a la Nochebuena, los fotógrafos contratan un Papá Noel para que se puedan fotografiar los clientes y realzar el espíritu navideño.

«Cada vez que Papá Noel se acercaba, ella cerraba sus ojos y fruncía el ceño», agregó en el Facebook Hartsocks Photography Studio. Rangel lo reconoció. Sabía quién era ese hombre de larga barba blanca que sonreía. «Ella lo reconoció y se puso a hablar con él. Después de ese momento, estuvo pidiendo por Santa», contó Linda Rangel sobre su suegra. El hombre vestido de Papá Noel no aguantó y también lloró cuando la familia dejó el salón.

En declaraciones a la ABC, Steve, el hijo de Rangel, comentó que desde 2014 la madre fue diagnosticada de Alzheimer. Siempre fue fanática de Papá Noel: «Mi mamá siempre se tomó fotos con él. Empezó cuando era una niña». La publicación del estudio desató una gran ola de comentarios positivos y alegrías que reavivan lo más hermoso de la Navidad: la familia.