Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

A.S. Científicos de la Universidad de Western Ontario en Canadá han constatado que el ejercicio físico breve, incluso de apenas diez minutos puede estimular partes del cerebro responsables de la función ejecutiva, como la toma de decisiones y el enfoque.

Mientras que otros estudios han demostrado beneficios para la salud cerebral después de 20 minutos de una sola sesión de ejercicio, este estudio, publicado en la revista Neuropsychologia, sugiere que incluso 10 minutos de actividad aeróbica pueden contribuir positivamente a las partes del cerebro que nos ayudan a enfocarnos mentalmente.

«Algunas personas no pueden comprometerse con un régimen de ejercicios de larga duración debido al tiempo o la capacidad física», dijo Matthew Heath, de la Universidad de Western Ontario en Canadá.

«Esto muestra que las personas pueden ir en bicicleta o caminar enérgicamente durante un breve período y encontrar beneficios inmediatos», dijo Heath.

Durante el estudio, los participantes se sentaron y leyeron una revista o hicieron 10 minutos de ejercicio moderado a vigoroso en una bicicleta estática.

Después de la sesión de lectura y ejercicio, los investigadores examinaron los tiempos de reacción de los participantes a una tarea de movimiento ocular cognitivamente exigente. La tarea fue diseñada para desafiar las áreas del cerebro responsables de la función ejecutiva, como la toma de decisiones y la inhibición.

«Los que se ejercitaron mostraron mejoría inmediata. Sus respuestas fueron más precisas y sus tiempos de reacción fueron hasta 50 milisegundos más cortos que sus valores previos al ejercicio. Eso puede parecer minúsculo, pero en algunos casos representó un aumento del 14% en el rendimiento cognitivo, «dijo Heath.