Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Un bebé de 9 meses tuvo que ser rescatado por la Policía Municipal de Pamplona tras quedar encerrado en el interior de un vehículo. Tras dar el aviso, sobre las siete y media de la tarde una patrulla de Policía Municipal acudió al lugar y comprobó que las puertas del vehículo estaban cerradas y resultaba imposible abrirlas.

Al parecer, su padre bajó del vehículo para realizar alguna gestión y cuando trató de volver a entrar, el coche se cerró automáticamente y se activó el bloqueo de las cerraduras con el motor en marcha. Angustiado, el padre decidió llamar a la policía que, inmediatamente, se personó en el lugar.

Los policías rompieron la ventanilla pequeña de la puerta trasera tomando todas las medidas de seguridad necesarias para evitar que los cristales cayeran cerca el bebé y con la debida autorización del padre. El pequeño se encontraba llorando en el interior del vehículo. El tiempo aproximado que el bebé estuvo encerrado fue aproximadamente de unos 15 minutos. Una vez abiertas las puertas el bebé quedó a cargo de su padre sin que hubiera sufrido ningún tipo de lesión.