Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

A.S. El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha puesto hoy en valor “el compromiso y la sensibilidad” del Ministerio de Fomento por mejorar la sonoridad y la calidad de vida de los cordobeses con la instalación de medidas antirruido en el tramo de la A-4 que discurre por la ciudad, un proyecto que contempla una inversión estimada de casi tres millones de euros.

Sanz ha hecho este anuncio durante una visita a la zona afectada por el ruido que genera el tráfico de la variante de Córdoba y tras mantener una reunión con el presidente de la asociación de vecinos San José Obrero de la Fuensanta, Manuel García, en la que ha estado acompañado por el subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo. “Esta nueva y futura actuación tiene como objetivo disminuir el impacto acústico causado por el tráfico de la autovía del Sur A-4 a su paso por la capital cordobesa, cumpliendo así con la normativa estatal y europea”, ha afirmado el delegado.

El estudio, que ya se está plasmando en un proyecto técnico y que se recoge en el Plan de Acción contra el Ruido que está elaborando el Ministerio de Fomento, propone soluciones que supondrán una inversión estimada de 2,9 millones de euros comprendidas en dos actuaciones: una entre los puntos kilométricos 399,14 y 401,185; y otra entre los puntos kilométricos 402,56 y 403,48; ambos colindantes con el barrio Fuensanta-El Santuario.

Sanz ha explicado que, para ambos tramos, las medidas antirruido propuestas son la pavimentación fonoabsorbente y las barreras acústicas, que tendrán una altura variable: desde tres metros a seis metros. Las primeras pantallas serán de hormigón y las más altas combinarán cuatro metros de hormigón y dos de metacrilato.

El delegado ha destacado que no es la primera vez que el Ministerio de Fomento interviene en la variante de Córdoba para disminuir el ruido generado por el tráfico. Así, ha recordado que en la ejecución de las obras del enlace entre la A-4 y la Ronda Oeste “ya se instalaron barreras acústicas como una actuación complementaria a los trabajos de acondicionamiento de la nueva vía por un importe de 87.573,24 euros”.

“Respuestas y soluciones”

Sanz ha afirmado que esta iniciativa obedece al interés del Gobierno y del Ministerio de Fomento que dirige Íñigo de la Serna para “ofrecer respuestas y soluciones a los problemas de ruido que afectan a los vecinos cordobeses, así como dar detallado cumplimiento de la legislación europea y estatal en lo referente a la evaluación y gestión del ruido ambiental”.

Por ello, el principal objetivo de este proyecto es “determinar y dimensionar las actuaciones necesarias para llevar los niveles del ruido provocados por el tráfico de la autovía del Sur A-4 a niveles que se encuentren por debajo de los umbrales que marca la normativa actual”, ha remarcado el delegado.

Sanz ha felicitado al Ministerio de Fomento y ha subrayado su “voluntad por apostar por estas futuras actuaciones contra el ruido que, sin duda, benefician a los ciudadanos y mejora su calidad de vida”.

Inversiones en carreteras

Además, ha puesto en valor “el importante esfuerzo inversor” que el Gobierno de España ha destinado a Andalucía en carreteras en los últimos años. Así, en los seis últimos presupuestos aprobados se cuantificado hasta 2.652,2 millones de euros.

En el caso concreto de Córdoba, el Gobierno lleva presupuestado 118 millones de euros entre 2012 y 2017 para nuevas construcciones, conservación y seguridad vial. La principal actuación fue la obra de conexión entre la A-4 con la Ronda Oeste de Córdoba, que supuso una inversión total de 48,13 millones de euros, entre la inversión de la obra (42,98 millones de euros), la redacción del proyecto, las expropiaciones y las asistencias técnicas (5,15 millones de euros