Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Un niño cubano de 14 años y su familia llegaron a Miami en noviembre pasado desde la Isla con una visa médica para someter al menor a una operación para extirpar un tumor de diez libras, informa el canal 10 de Miami. En las próximas semanas, Emanuel Zayas será operado en el Jackson Memorial Hospital, en un procedimiento que según los médicos podría tardar entre ocho y diez horas y requerirá cuatro cirujanos.

Durante los últimos dos años, el tumor fue creciendo en la mandíbula de Zayas, lo que le dificultaba respirar y comer. Zayas padece displasia fibrosa poliostótica desde que tenía dos años. Este trastorno le afectó en extremidades y en el cráneo desde los dos años, pero a partir de los 11 un bulto al lado de la nariz empezó a crecer de forma excesiva, lo que dificulta la respiración y alimentación del joven hasta provocar una desnutrición «extrema».

El cirujano jefe, Robert Marx, ha firmado que el tumor «es benigno, lo que significa que no es un cáncer. No va a viajar a otras partes de su cuerpo, pero es potencialmente mortal por su propio peso. Su mandíbula inferior es normal. Él puede comer por la boca lo mejor que puede y la aplasta».

Después de la cirugía del próximo 12 de enero, el adolescente necesitará al menos dos cirugías más para reconstruir su mandíbula y reemplazar sus dientes. La madre del niño, Melvis Vizaino, calificó de «milagro» que las imágenes de su hijo «hayan terminado en manos del doctor Marx» después de buscar un tratamiento médico durante tres años, y agradeció a todo el equipo «la compasión que han mostrado».